sábado, 20 de mayo de 2017

DESPUÉS DE 4 AÑOS

Hoy e entrado des pues de 4   años   a este blogs , si mi vida era complicada hace 4 años ahora  no es nada mas facil para poder entender mi vida ,
En este momento no quiero ni pensar lo complicada que es ,
a lo 50  anos me parecia muy importante  los cambios que mi cuerpo podian estar haciendo, sin
saber que eso era todo superficial, esas cosa las e podido ir arreglando , pero el paso del tiempo no solo roba eso si no otras cosas como es  la familia como la concebimos al principio de nuestra vida ,
padre, madre, hermanos , y todo está cambiando


lunes, 16 de mayo de 2011

pajina 6

Tenemos la enorme suerte de que la ciencia trabaja a nuestro fabor .Prueba de ello es que las mujeres hemos empezado a percibir una realidad mas optimista respecto a nuestro futuro que la que tenian nuestras antepasadas.Ahora vivimos un momento en el que la principal novedad es que tenemos vida propia ,lo que nos permite empezar a edificar un mundo mas acorde con nuestra forma  de ser y actuar .Basta con seguir ese antiguo precepto medico que dice < Mas vale prevenir que curar <para que nuestras perspectivas de vida mejoren .Las mujeres vivimos una tercera parte de nuestra vida depues de la menopasia .Siendo asi ,¿ como es posible que alguien piense que no hay vida a partir de de los cincuenta ?La hay y a veces es mas gratificante que la adolescencia ,que la juventud, siempre y cuando seamos lo suficientemente valientes como para tirar por el sumidero tantos mitos como nos han condicinado en el pasado .Porque, ¿para que quiero yo un rostro liso como una tabla ?Para que quiero yo borrar de un plumazo cincuenta años de mi vida ?Cincuenta años de esperiencias,con lo que cuesta adquirirla, de alegrias y fracasos , de sonrisas ,y laguimas .Pero, sobre todo,¿que ganaria con ello?  ¿Engañarme o engañar a los demas ?Porque una cosa es consevarse bien y otra muy distinta vivir sometida a la esclavitud de la estetica de la moda, lo que nos conduciria a un viaje a ninguna parte.

pajina 5

El miedo al deterioro  fisico ,al dolor o a la muerte es inherente a la persona ,ya sea hombre o mujer.Incluso ahora que podemos llegar a una edad avanzada en buenas condiciones fisicas ,hay momentos en los que nos planteamos que sera de nosotras cuando las personas a las que queremos nos hayan abandonado,o cuandono podamos vlernos por nosotras mismas .Mas que a la muerte tenemos miedo a la enfermedad o a la invalidez ,pero ante eso lo mejor es hablar del tema para ver que no eres tu sola quien siente ese malestar y que la edad nada tiene que ver con un sentimiento que invade por igual a niños que a mayores .De manera que hay que sufrir lo justo y solo por aquellos problemas que verdaderamente sean importantes

sábado, 7 de mayo de 2011

pajina 4

Seamos sinceras : ¿a quien puede importarle tu edad, o la mia ,mas que a nosotras?
Y lo peor : ¿como es posible que nos preocupemos por esas menudencias habiendo como hay enfermedades tan graves   y problemas insalvables ?
Desde entonces ,y de eso ha pasado un año no es que no le de importancia: desde entonces saboreo con glotoneria cada año que cumplo sabiendo que efectivamente  llegara el dia en que no se si tendre el valor necesario para levantarme con el pie derecho, ir al cuarto de baño y escudriñar cada poro ,cada arruga de mi cara .
Imagino que muchas personas pensaran que peco de ingenua o quizas de demasiado optimista. No lo  crean .
Yo como casi todas las demas mujeres  me niego  a seguir  hablando de mujeres de mi edad como si fueramos las momias de Tutankamon , he experimentado en carnes los cambios fisiologicos ,de  mi edad  pero lo combato con ilusion y optimismo .
En buena logica, es absurdo pensar que los cincuenta son el momento en que la juventud llega a su fin ya que de ser asi estariamos  partiendo de una base falsa . ¿Por que no les parece descabellado que cuando tenemos que recoger los frutos que hemos sembrado nos digan que estamos  y que,debido que ha cesado nuestro ciclo reproductor ,nuestra vida  ha tocado a su fin ? O al menos tan absurdo como creer que los hombres ,por el hecho de serlo, no sufren los trastornos  tipicos de la edad.
Yo diria que no los acusan de la misma manera que nosotras ,pero claro que los sienten.Tanto que ese periodo  suele coincidir con la aparicion de un virus muy extendido entre la poblacion masculina :al llegar a la cincuentena son muchos los que se sienten casi obligados a cambiar de mujer , de coche , de casa ,porque creen que de esa manera se liberan de una madurez que le resulta incomoda de aceptar.

viernes, 6 de mayo de 2011

pajina 3

Despues de meditar mucho ,de comprobar que todo seguia en su sitio,que la actitud de mi marido esa mañana era la misma ,llegue a la conclusion de que tenia que plantar cara a los años si no queria caer en el mismo error que tantas veces he combatido. Me jure no ocultar mi edad porque de hacerlo estaria dando  argumentos   a quienes demonizan  a  las mujeres por el simple hecho de cumplir años ,como si eso no fuera una suerte en vez de la mayor de las desgracias.

pajina 2

En vez de saltar de la cama como un relampago, que es lo que hago a diario ,tuve buen cuidado de hacerlo a camara lenta;primero ,con el pie derecho ,depues con el izquierdo y, una vez que senti el suelo bajo mis pies ,me dirigi al cuarto de baño c como quien va al matadero ,
Casi temblando ,encendi las luces y ,en camison ,sin gota de maquillaje, con la cara lavada y sin artilugios de ningun tipo me enfrente a mis recien estrenados cincuenta .
Para que no hubiera engaños, me plante ante el espejo .
No queria que en una fecha ta señalada se me fuera a pasar por alto una pata degallo.
con paciencia infinita escudriñe cada poro de mi piel ,cada arruga gesto,cualquier indicio que indicara que mi vida habia cambiado en algo,que mi cuerpo no ya no era el mismo, que mi mirada habia perdido alegria ...No encontre nada especial ,pero reconozco que si me dio rabia comprobar que todo eso lo hacia 
porque empezaba a sufrir una enfermedad muy extendida pero dificil de detectar por los especialistas: padecia ¿valgame dios?,un ataque de ego desmedido.